Normativa

Cambios más importantes producidos en la ITV por la nueva normativa

La aplicación de la nueva normativa de las ITV se pondrá en marcha a partir del próximo día 20 de mayo de 2018. Los cambios más importantes que va a causar la nueva normativa son los siguientes:

  • ITV POR ADELANTADO SIN AFECTAR A LA FECHA DE RENOVACIÓN
  • PASAR LA SEGUNDA REVISIÓN EN OTRA ESTACIÓN DE ITV
  • LLEVAR CONSIGO EL SEGURO
  • DESAPARICIÓN DE LAS INSPECCIONES CON DEFECTOS LEVES
  • REVISIÓN DE KILOMETRAJE
  • INCORPORACIÓN DE REVISIÓN DEL SISTEMA ON BOARD DIAGNOSTICS (OBD)

ITV por adelantado sin afectar a la fecha de renovación

La nueva normativa permite a los clientes pasar la Inspección Técnica del Vehículo (ITV) por adelantado. Con la nueva normativa se podrá para la ITV hasta un mes antes de su vencimiento y, además, pasarla antes no supondrá cambio alguno en la nueva fecha de renovación.

Pasar la segunda revisión en otra estación de ITV

En el caso de que el resultado de la ITV sea desfavorable, al volver a pasarla se podrá hacer en una estación distinta a la de la primera cita.

Llevar consigo el seguro

Con la nueva normativa, las estaciones de ITV solicitarán al cliente la acreditación del seguro obligatorio en casa inspección ordinaria o extraordinaria del vehículo.

Desaparición de las inspecciones con defectos leves

Las inspecciones solamente podrán tener como resultado favorable o desfavorable, desapareciendo la opción de resultado favorable con defectos leves.

Revisión de kilometraje

Otro de los aspectos a tener en cuenta con la aplicación de la nueva normativa será el siguiente; las estaciones de ITV continuarán anotando el kilometraje del vehículo y deberán comprobar de que no exista una clara manipulación del cuentaquilómetros o que no se encentre fuera de servicio.

Incorporación de revisión del sistema On Board Diagnostics (OBS)

Dicho sistema, será el único que se aplicará a partir del 1 de septiembre y no el próximo 20 de mayo. Las estaciones trabajarán con los nuevos dispositivos de lectura OBD, a partir de los cuales se comprobará que el sistema de control de emisiones que incorporan los vehículos no presentan errores ni averías. También se comprobará que no ha sido manipulado ni presenta desconexiones o desmontajes fraudulentos. Entonces, el control de las emisiones será mucho más detallado y exhaustivo. La lectura del sistema de diagnosis a bordo es un complemento a las tradicionales pruebas de emisiones, pero no las sustituye.